SENTIDOS.BIZ

AMISTAD
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  PublicacionesPublicaciones  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 MISTERIOS SIN RESOLVER

Ir abajo 
AutorMensaje
susana4
superactivo
avatar

Femenino Mensajes : 4862
Fecha de inscripción : 06/01/2012

MensajeTema: MISTERIOS SIN RESOLVER    Lun 9 Ene - 18:19

LA VIEJA MECEDORA



Una mañana, en el pueblo donde residía había una gran subasta, debido a la demolición de una vieja casa abandonada y todos los objetos de valor que en ella se encontraba los iban a venderse....

La historia

Dicen que los objetos antiguos siempre tienen una historia detrás, sin poder ocultar lo que pasó anteriormente. La historia que os voy a contar es la de un joven.

Una mañana, en el pueblo donde residía había una gran subasta, debido a la demolición de una vieja casa abandonada y todos los objetos de valor que en ella se encontraba los iban a venderse.

El joven al enterarse fue rápido a ver si veía algo que llamase su interés. Pensaba que sería una buena idea encontrar algo que le sirviera para el salón y pudiera a su vez no ser un simple adorno.

Al llegar a la subasta, veía libros viejos, una lámpara de araña, algunos armarios y un baúl, pero nada que llamase su atención. La puja comenzó, hasta que de pronto vio, que se subastaba una mecedora; que por muy simple que se viese, era perfecta para el rincón del salón. Así que después de estar luchando por ese asiento, consiguió comprarlo.

Cuando llegó a su casa, abrió la caja que la contenía y la colocó en el lugar que había dispuesto para ella. Cómoda, confortable y barata, era perfecto para sus horas tanto de lectura como de sueño.

Los días pasaban sintiéndose más orgulloso de la buena compra que había hecho, sin arrepentirse de nada, pues comía y se echaba su pequeña siesta o a veces se ponía delante de algún libro a leer, balanceándose horas y horas.

Una noche de tormenta oyó el crujir de la madera, pero pensó que aquel estruendo lo generaban los árboles de la calle, se fue a dormir, porque por la mañana tendría que madrugar para ir a trabajar.

Al día siguiente hacia su vida como siempre, hasta que llegaba la noche y volvía a oír ese extraño sonido, no produciéndola ni la tormenta, ni el viento; sonando en el interior de la casa. Bajó a ver lo que pasaba, pero todo estaba en calma; lo más seguro que fuese que estaba soñando pues eran las tres y media de la mañana.

El tiempo pasaba, haciéndose cada vez más repetitivo cuando daban las tres, pero siempre bajaba, lo revisaba todo, miraba cada rincón, pero no hallaba nada.

Una noche no podía conciliar el sueño y se puso a leer a altas horas. Dieron las tres de la mañana y allí seguía con su lectura, pasando páginas y más páginas, hasta que se levantó a por un vaso de agua.

Mientras se encontraba en la cocina oyó ese maldito ruido que lo tenía nervioso, pues no sabía de donde provenía, observando que delante de sus ojos se movía la mecedora incesantemente. Pero allí no corría el viento por ninguna parte y lo que fue más curioso que al ponerse delante del asiento, se paró en seco. El muchacho no podía creer lo que
veía, pensaba que había leído demasiado y era todo producto de su imaginación.

Al día siguiente se acerco a los que le vendieron la mecedora, para buscar respuestas a lo que le ocurrió, pero nadie le pudo contestar. Marchándose para su casa, sintiendo que lo sucedido la noche anterior fue desvaríos debido al cansancio.

Dando el reloj las tres de la mañana, se escuchó de nuevo ese infernal ruido. El chico no salía de su asombro, pero todo esto debía de acabar,no podía continuar así, se tenía que deshacer urgentemente de ese condenado mobiliario.

Bajando cada peldaño de la escalera hasta llegar al final, se topó delante de la mecedora, que se movía cada vez más ligera. Sin pensarlo actuó rápidamente dirigiéndose hacia ella, pero de repente cuando la fue a cogerla, un escalofrío atravesó su cuerpo, al sentir que una mano se posó en su hombro.

A la mañana siguiente un compañero suyo de trabajo, se extrañó de que no fuera como cada día, pues siempre era muy puntual y si estaba enfermo, siempre llamaba para avisar.

Acercándose a la casa donde vivía el joven, nadie respondía a las llamadas del timbre hasta que se fijó que la puerta estaba entreabierta; adentrándose en el lugar, no podía ni imaginar lo que allí veían sus ojos. Pasó la entrada encontrandose con la figura de su compañero muerto, sentado en la mecedora, con los ojos fuera de sus órbitas, mientras que sujetaba su libro,.

Los días pasaron desde aquel nefasto suceso, algunos pensaban que murió de forma natural, otros que se suicidó con algún veneno, pero sois los únicos que podéis juzgar por vosotros mismos; yo, a decir verdad, os dejo que saquéis conclusiones de todo esto, mientras que saco a subasta UNA VIEJA MECEDORA…

de la Red.


Última edición por susana4 el Dom 15 Ene - 21:50, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
susana4
superactivo
avatar

Femenino Mensajes : 4862
Fecha de inscripción : 06/01/2012

MensajeTema: Re: MISTERIOS SIN RESOLVER    Lun 9 Ene - 18:23

[/youtube]
Volver arriba Ir abajo
kepler
muy activo
avatar

Masculino Mensajes : 1854
Fecha de inscripción : 12/01/2012

MensajeTema: Re: MISTERIOS SIN RESOLVER    Vie 8 Jun - 19:12

LLANTOS EN LA CASA CUNA DE CÁDIZ


Una enorme explosión en un antiguo orfanato en Cádiz (España) en agosto de 1947 acabó con la vida de varios niños. Aún hoy dicen que se oyen sus llantos y voces desde el más allá en el edificio.

Según documentos antiguos, la Casa Cuna o Casa de Expósitos se fundó como hospicio de la ciudad de Cádiz en el año 1621.Desde esa fecha allí eran depósitados en los torno por sus madres, los niños recién nacidos a los que renunciaban, bien por ser hijos ilegítimos y según la sociedad de la época, hijos de la vergüenza, o bien por estar las madres imposibilitadas económicamente para mantenerlos. A estos infantes se les denominaban como '' Niños del Hospicio'', criados, cuidados y educados por monjas de la caridad ayudadas por enfermeras, amas de leche y cuidadoras.

La explosión destruyó por completo la Casa Cuna, que a esas horas se encontraba repleta de niños recién acostados, vigilados por las monjas y las cuidadoras.


La mayoría de los niños encontraron la muerte bajo los escombros ese fatídico día. Perecieron diecinueve muchachos, nueve niñas, doce sirvientas y cinco monjas. Muchos de los cadáveres de niños rescatados no consiguieron ser identificados debido a que sus cuerpos se encontraban aplastados, mutilados e irreconocibles, y fueron enterrados anónimamente en fosas comunes. Otros nunca llegaron a ser encontrados y se los dio definitivamente por desaparecidos.Posteriormente se procedió a la total demolición de los restos del edificio y en su lugar se construyó la Institución Generalísimo Franco, que años después paso a llamarse Institución Provincial Gaditana.

Esta nueva Institución se trataba de un colegio estrictamente femenino dirigido por religiosas, el cual acogía a alumnas internas y externas. En el casa de las alumnas internas, dormían en el mismo colegio, y según contaban, los dormitorios se encontraban ubicados en la zona en la que en su día estuvieron los dormitorios de la Casa Cuna.

Ya por aquel entonces las alumnas internas comenzaron a percibir cosas extrañas, sobre todo en las madrugadas, tales como escuchar el llanto de bebés, risas y carreras de niños, presencias extrañas e incluso sombras en las ventanas.Las monjas llegaron a ponerse realmente nerviosas ante tales acontecimientos, y prohibieron rotundamente los comentarios sobre estos temas, pero aún así las alumnas cuchicheaban y se contaban las experiencias vividas, aunque la mayoría de las veces no les era necesario hablar: la presencia de algo extraño flotaba en el ambiente.También las alumnas presenciaron un trágico suceso; En una ocasión una de ellas salió del comedor tras el almuerzo, se fue directamente a su habitación y allí incomprensiblemente, se precipitó por la ventana.

Afortunadamente no sufrió daños mayores, y al ser reprendida ante tal acto, afirmaba rotundamente ante las insistencias de sus cuidadoras, que fue empujada al vacío, sin saber cómo, por qué o por quién.Las estudiantes eran testigos de puertas que se cerraban solas, fuertes golpes de desconocida procedencia y campanas que sonaban sin que nadie las hiciera sonar e incluso alguna afirmó ver el espectro de una monja vestida a la antigua usanza en el patio del colegio.Posteriormente, a principios de la década de los 90, el edificio pasó a ser la sede de Radio Onda Litoral, y los operarios de este medio de comunicación comenzaron a ser testigos de los mismos hechos insólitos que anteriormente manifestaron las niñas.

En una ocasión cuentan que pudieron ver a través del cristal del estudio de grabación, a varios niños ataviados con vestiduras de varias décadas atrás, correr por el pasillo. Extrañados por la presencia de los mismos, salieron del estudio de grabación y encontraron el pasillo completamente vacío. El mismo resultado obtuvieron tras hacer una inspección por todo el edificio.

Hoy día se ubica allí una oficina del INEM, y el mutismo es el denomidador común en el personal del mismo.No obstante, si se le pregunta a los gaditanos sobre los fenómenos inexplicables en la ciudad, todos hacen referencia a la antigua Casa Cuna.Según ellos, los niños trágicamente desaparecidos siguen deambulando por el lugar con sus llantos y lamentos, sin encontrar el consuelo ni el descanso que necesitan, junto con las monjas que corrieron la misma finalidad.


Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: MISTERIOS SIN RESOLVER    

Volver arriba Ir abajo
 
MISTERIOS SIN RESOLVER
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Curiosas preguntas en torno a virgo: MISTERIOS SIN RESOLVER
» Imagenes Perdidas. Misterios por resolver...
» Nuevo libro sobre los misterios de Egipto
» Los 10 grandes secretos y misterios del ocultismo
» Misterios de la biblia "la escalera de jacob"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
SENTIDOS.BIZ :: FORO GENERAL :: HISTORIAS EXTRAÑAS-
Cambiar a: